Cayó "La Pichi", hermana de "La Pochola", por el robo de $ 2 millones en Madryn

(la imagen en algunos casos puede ser ilustrativa)

La Policía del Chubut allanó este viernes a M. “La Pichi” G. y César Pereyra. La Fiscalía de Puerto Madryn los investiga por un hurto con inhibidores donde se sustrajeron 300 mil pesos en efectivo y otros 1.700.000 en cheques.


La investigación es por un robo que se cometió el 29 de diciembre pasado, cuando, usando los denominados “inhibidores”, sustrajeron de un vehículo Renault Clío el dinero y los cheques. La mujer fue identificada por cámaras de seguridad, donde se observó “los gomones”, como se conoce a este tipo de sandalias.

El procedimiento se realizó este viernes a las 8 de la mañana en calle Soldado Desconocido sin número, donde viven Pereyra y G. Los efectivos de la División Policial de Investigaciones (DPI), comandados por el comisario Juan Carrasco, irrumpieron en la vivienda con una orden de allanamiento judicial. Las medidas fueron autorizadas por la jueza Marcela Pérez. En el lugar secuestraron un equipo de comunicación tipo handy, que se utiliza para inhibir la señal de la alarma de los vehículos, las prendas de vestir utilizadas por los autores y cheques, así como un vehículo Fiat Siena, presuntamente utilizado en el robo.

La causa está a cargo del fiscal jefe Alex Williams y la funcionaria Romina Carrizo. Y ya solicitaron a la Oficina Judicial que fije audiencia de apertura de investigación para formular los cargos.

Hermanas

M. G. es hermana de S. “La Pochola” G., quien también se encuentra procesada por el delito de “sextorsión”. Según la causa judicial, la mujer envió imágenes íntimas a un hombre que contactó por internet y luego un supuesto abogado lo contactó para arreglar un pago de 100 mil pesos para no publicar las fotos. Por esa causa también se allanó el Instituto Penitenciario, ya que se sospechaba que internos del pabellón eran partícipes de la maniobra.

-Inhibidores


Los inhibidores de alarma impiden que se active el cierre a distancia de los vehículos. “El aparato no anula las alarmas, sino que, al ser pulsado, interfiere en la activación del sistema de seguridad. La dueña o dueño del coche se aleja tras estacionarlo, creyendo que ha dejado todo cerrado, cuando no es así. A los delincuentes sólo les queda abrir una puerta y saquear lo que encuentran a mano, como computadoras, celulares o mochilas”, explicó el funcionario de Fiscalía, Fernando Blanco.

Ante la modalidad de hurtos con inhibidores de alarmas, desde la Fiscalía recomiendan revisar el vehículo tras activar la alarma y el cierre centralizado a distancia. Se recomienda comprobar que la alarma se activó y que todas las puertas del coche están cerradas.

Además, se aconseja no dejar objetos de valor dentro del rodado. También, extremar los cuidados a la hora de activar los portones automáticos de casas.

Finalmente, se indicó que, en caso de emergencia o de sospecha sobre delincuentes, se debe llamar de inmediato a la Policía al teléfono 101.

Fuente: (Fuente: Fiscalía de Puerto Madryn)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario