domingo, 13 de febrero de 2022

El bebé no respiraba": el taxista aceleró en contramano para salvar a Franchesco

(la imagen en algunos casos puede ser ilustrativa)

-Durante la mañana de este último viernes, Franchesco lloraba. Cuando su mamá Anny se acercó, el bebé de 16 meses estaba haciendo un cuadro de fiebre. Junto a su compañero Juan, los tres fueron en el auto hasta la Clínica Mayo para que lo atendieran: “Le pusieron una inyectable para que le bajara la fiebre, pero cuando salimos de la Clínica, se nos trabó el auto, algo pasó con los cambios del auto, no sé, pero en ese momento Franchu empezó a hacer convulsiones. 

Ahí empezó todo”.Eran las 13 cuando ya sobre calle San Lorenzo, Anny bajó con su bebé en brazos desesperada: “Empezó a convulsionar, no sabía qué hacer, empecé a gritarles a los autos que pararan, que me ayudara, pero nadie me ayudaba. Pasaron uno, dos, tres, cuatro autos que me veían con el bebé en brazos sin saber qué más hacer pero no paraban. Hasta que apareció un taxi tocándome bocina, paró, abrí la puerta sin mirar y le rogué que fuéramos a la Maternidad”.

Adrián Esteban Rivadeneira venía con su Fiat cuando vio a la mujer y no lo dudó: “Me dijo que me tranquilizara, me pasó un trapo para que saque por la ventana, manejó en contramano y tocando bocina aceleró hasta la Maternidad. Como dijo él: ‘El bebé no respiraba’. Cuando le agarró la convulsión, no reaccionaba. Estuvo todo el tiempo sin respirar. El taxista aceleró un poco más y llegamos a la Maternidad. 

Ni siquiera me cobró, creo que alcancé a darle las gracias, corrí hasta la entrada, el policía corrió la cadena y ya estaban las enfermeras y las doctoras al lado del ascensor para llevar a mi hijo al primer piso”.

-Mientras el personal de la Maternidad adaptaba una cunita para bebés de 1 mes al tamaño de Franchesco de 1 año y cuatro meses, mientras le colocaban el oxígeno, mientras doctoras y enfermeras lo estabilizaban, Adrián el taxista volvió a su trabajo, subió otros pasajeros, los llevó a sus destinos, les cobró, les dio las gracias, pero siempre con la cabeza puesta en el bebé y en esa madre a la que había levantado en la San Lorenzo y que había dejado en la puerta de la Maternidad.

Fue tal la preocupación de Adrián que llegó a la noche a su casa y publicó lo que había vivido en Facebook: “Hoy al mediodía llevé una señora en mi taxi Fiat uno con su bebé que no respiraba, hice un par de cuadras en contramano y la dejé en la Maternidad lo más rápido que pude. Me gustaría saber cómo está su bebé, me quedé pensando. Ella subió en calle San Lorenzo. Dios los cuide. Si alguien sabe, los conoce, solo eso: saber cómo está el bebé”.

La publicación se viralizó hasta que llegó a las tías del pequeño Franchesco, quienes etiquetaron a la mamá que este sábado a la mañana dialoga con eltucumano: “Ese señor ha sido la única persona que me ha parado. Ya me contacté con él. No tengo palabras de agradecimiento por lo que hizo por nosotros. Gracias a él y a toda la gente de la Maternidad le han salvado la vida a mi bebé. A las 19 salimos de la Maternidad y ahora, mientras yo trabajo, está bien, al cuidado de las tías. La semana que viene lo tenemos que llevar al pediatra para saber por qué hizo estas convulsiones, pero va a estar todo bien”.

En las redes, Anny le escribió al taxista héroe: “Señor, muchísimas gracias por ayudarme en la situación tan difícil que me tocó vivir con mi bebé. Gracias a usted y a los médicos de la Maternidad mi bebé se encuentra bien. Quiero agradecerle de todo corazón por su accionar tan rápido y sin interés... Dios lo bendiga grandemente ya que fue la única persona que paró para llevarme en ese momento de desesperación. Muchísimas gracias! Gracias y mil gracias de todo corazón”.“Me quita un peso de encima, me quedé pensando qué había pasado. Me alegro mucho que esté bien, gracias a Dios”, fue la respuesta de Adrián el taxista, quien este sábado podrá dormir más tranquilo luego de saber que Franchesco, el bebé que lo tenía preocupado, está bien: “Cuando Dios te pone a las personas indicadas en el camino, todo siempre termina bien. 

Y ese señor fue la persona que me tenía que llevar para llegar a la Maternidad, para que las doctoras y las enfermeras atiendan rápidamente a Franchu, para que hoy pueda seguir trabajando con la tranquilidad de que mi bebé está bien, sano, esperándome en la casa”.

Fuente: eltucumano.com

COVID-19 afecta de distintas maneras en función de cada persona. La mayoría de las personas que se contagian presentan síntomas de intensidad leve o moderada, y se recuperan sin necesidad de hospitalización. Los síntomas más habituales son los siguientes: Fiebre Tos Cansancio Pérdida del gusto o del olfato Los síntomas menos habituales son los siguientes: Dolor de garganta Dolor de cabeza Molestias y dolores Diarrea Erupción cutánea o pérdida del color de los dedos de las manos o los pies Ojos rojos o irritados Los síntomas serios son los siguientes Dificultad para respirar o disnea Pérdida de movilidad o del habla o sensación de confusión Dolor en el pecho Solicita atención médica de inmediato si tienes alguno de estos síntomas severos. Siempre debes llamar a tu doctor o centro de atención sanitaria antes de presentarte en el lugar en cuestión. Lo recomendable es que las personas que sufran síntomas leves y tengan un buen estado de salud general se confinen en casa. De media, las personas que se contagian empiezan a presentar síntomas en un plazo de 5 a 6 días desde que se infectan, pero pueden tardar hasta 14.