sábado, 23 de abril de 2022

Madryn: Condenada por matar a golpes a una nena, pidió que le bajen la pena

(la imagen en algunos casos puede ser ilustrativa)

-“Fue una olla a presión”, dijo la defensora de Fabiana Cruz, condenada a prisión perpetua por matar a golpes a Agustina Quispe, de cuatro años, en 2019. Pide que le bajen la pena.

"Fue una olla a presión, por eso la imputada mencionó que ese día explotó y no sabía lo que hizo" dijo la defensora oficial María Laura Martensen. Lo afirmó este miércoles en la Cámara Penal y provocó una dura réplica del fiscal Jorge Bugueño.

-La defensora indicó que “la prisión perpetua es una pena inhumana y degradante, que destruye la vida útil de la imputada”. En su réplica, el fiscal Jorge Bugueño, quien llevó adelante la investigación, contestó que “la niña no tuvo siquiera la oportunidad de vivir”.

Agustina fue asesinada el 21 de agosto de 2019 por múltiples golpes de puño que le provocaron la muerte. Fabiana Cruz, que en ese momento era pareja de la madre de la niña, fue condenada a prisión perpetua por “homicidio doblemente agravado por alevosía y ensañamiento”.

Fuente: canal 12
COVID-19 afecta de distintas maneras en función de cada persona. La mayoría de las personas que se contagian presentan síntomas de intensidad leve o moderada, y se recuperan sin necesidad de hospitalización. Los síntomas más habituales son los siguientes: Fiebre Tos Cansancio Pérdida del gusto o del olfato Los síntomas menos habituales son los siguientes: Dolor de garganta Dolor de cabeza Molestias y dolores Diarrea Erupción cutánea o pérdida del color de los dedos de las manos o los pies Ojos rojos o irritados Los síntomas serios son los siguientes Dificultad para respirar o disnea Pérdida de movilidad o del habla o sensación de confusión Dolor en el pecho Solicita atención médica de inmediato si tienes alguno de estos síntomas severos. Siempre debes llamar a tu doctor o centro de atención sanitaria antes de presentarte en el lugar en cuestión. Lo recomendable es que las personas que sufran síntomas leves y tengan un buen estado de salud general se confinen en casa. De media, las personas que se contagian empiezan a presentar síntomas en un plazo de 5 a 6 días desde que se infectan, pero pueden tardar hasta 14.