C√≥mo ser una BUENA DOMINATRIX ūüíč

 

Una dominatrix es una persona que asume el papel de dominadora en la práctica del bondage, la disciplina, el sadismo y el masoquismo (BDSM). Aunque hay dominatrices que trabajan profesionalmente con clientes, tal vez solo quieras jugar a actuar como una de ellas por diversión.



En tal caso, puedes reproducir una fantas√≠a junto a tu pareja por puro placer. Un comportamiento adecuado, una buena comunicaci√≥n y un procedimiento correcto son factores cruciales, no solo para fomentar una relaci√≥n sana, sino tambi√©n para evitar que cualquiera de las dos partes sufra alg√ļn trauma f√≠sico o psicol√≥gico

1
Decide qué estás dispuesta a hacer sin dejar de sentirte cómoda. Una dominatrix profesional puede decidir mantener un leve contacto sexual con sus clientes o no interactuar con ellos a ese nivel. Sin embargo, hay muchas que ofrecen una amplia variedad de servicios sexuales. Aun en el caso de que estés interpretando el papel con tu pareja, es importante dejar claro lo que estás dispuesta a hacer y decir sin sentirte incómoda.

 Una dominatrix debe sentirse c√≥moda y tener el control de lo que ocurre en todo momento.

Si decides ser una dominatrix profesional, es importante que comprendas los riesgos que ello implica. Aun en el caso de que tomes todas las precauciones necesarias, seguir√° existiendo la posibilidad de que alguien act√ļe en tu contra. Tambi√©n hay riesgos relacionados con el contacto sexual, como las ETS.

2

Mantén la mente abierta a la hora de tratar a la otra persona. Si decides ser una dominatrix profesional, tendrás que realizar tu trabajo sin prejuicios. Un cliente puede tener cualquier historial y estar ahí por cualquier motivo. Aunque te hayan pagado para asumir el control de la situación, trata a tus clientes con respeto y comprensión. Aun en el caso de que estés con tu pareja y hayan acordado igualdad de roles, deberás respetar todos sus deseos.
Por ejemplo, es posible que un cliente te diga que ha contratado tus servicios porque quiere ser controlado en su vida cotidiana. Tienes la responsabilidad de no juzgar su deseo.


3
Ten confianza. No podr√°s dominar a otra persona si no eres capaz de tomar el control de la situaci√≥n. C√©ntrate en el hecho de que t√ļ mandas. No tengas miedo de decir ni hacer nada, siempre que a tu pareja o cliente le parezca bien.

Por ejemplo, es posible que te d√© verg√ľenza pedirle a tu compa√Īero que se calle o se siente al principio, pero no deber√≠a ser as√≠ a no ser que te diga que se siente inc√≥modo.    

 Mant√©n una buena postura. Recuerda que debes asumir todo el poder, as√≠ que si mantienes una buena postura, tu compa√Īero comprender√° inconscientemente que t√ļ mandas. Ponte de pie erguida y con la cabeza bien alta.

  

Haz que la situaci√≥n gire en torno a ti. Debe quedar claro que lo que ocurra depende de ti y de lo que te produzca diversi√≥n y placer. A no ser que tu compa√Īero haya solicitado algo concreto, haz y di lo que quieras, siempre y cuando no sea verdaderamente da√Īino. Esto debe ser as√≠ aun en el caso de que hayas sido contratada como dominatrix profesional.

Parte2
Interpretar el papel



P√≠dele a una dominatrix que te oriente. Este paso no es necesario si solo vas a interpretar el papel con tu pareja, aunque puedes buscar consejos en v√≠deos y libros. Si realmente quieres ser una dominatrix profesional, es aconsejable que alguien te muestre c√≥mo funciona el negocio. Tu mentora puede ense√Īarte a protegerte, negociar e, incluso, a comportarte.

2
Practica la comunicación verbal. Ser dominatrix tiene que ver, en gran parte, con lo que haces, pero lo que dices y cómo lo dices puede ser igual de importante. Practica dando órdenes y hablando con seguridad. Al principio puede resultarte gracioso o absurdo, pero te irás acostumbrando con el tiempo. Mira vídeos de otras dominatrices para tener una idea de cuál es su forma de hablar.


Ten un plan que puedas llevar a cabo mientras act√ļas como una dominatrix. Ser dominatrix tiene mucho que ver con la interpretaci√≥n del papel. Crea un n√ļmero con gui√≥n para no quedarte en blanco. Planea tu n√ļmero y pract√≠calo para sentirte c√≥moda cuando llegue el momento de interpretarlo.
Puedes ver vídeos de dominatrices para tomar ideas.
Preg√ļntale a tu compa√Īero si tiene deseos concretos. Incorpora la satisfacci√≥n de estos deseos a tu n√ļmero.



Compra accesorios y aprende a utilizarlos. Los accesorios son una parte importante del BDSM. Los l√°tigos, las palas, las cuerdas y las esposas son accesorios muy utilizados en la pr√°ctica de las dominatrices. Puedes encargar este tipo de objetos en Internet o comprarlos en una sex shop. Aseg√ļrate de que tu compa√Īero y t√ļ se sientan c√≥modo con el uso de estos accesorios.
También puedes usar otros accesorios, como cadenas, collares y cinturones de castidad.



Convierte objetos corrientes en accesorios. Si no puedes comprar material específico, tienes la opción de convertir objetos corrientes en accesorios de BDSM. Por ejemplo, puedes utilizar un cinturón, una corbata de seda o un antifaz de dormir. Solo debes asegurarte de que tu pareja esté de acuerdo antes de utilizar cualquier objeto que le pertenezca.


Practica para utilizar los accesorios. Utilizar los accesorios correctamente requiere algo de entrenamiento. Por ejemplo, hace falta pr√°ctica para fustigar a tu compa√Īero con un l√°tigo de forma que puedas controlar el nivel de dolor causado en funci√≥n de sus deseos y sin dejar heridas. Practica con tus accesorios e inf√≥rmate sobre su funcionamiento antes de usarlos.
No emplees demasiada fuerza. Dejarse llevar puede ser peligroso y causar lesiones.




Elige una palabra de seguridad con tu compa√Īero. Normalmente, el sumiso tiene una contrase√Īa para indicarle a la dominatrix que quiere que pare o se contenga. P√≠dele a tu pareja o a tu cliente que elija una palabra de seguridad para hacerte saber que debes parar. Por ejemplo, la palabra podr√≠a ser "morado". Con el tiempo, podr√°s desarrollar un lenguaje con tu pareja o tus clientes para que la pr√°ctica resulte m√°s fluida.



Presta atenci√≥n a las necesidades de tu compa√Īero. Toma el mando y mant√©n el control, pero presta atenci√≥n a a lo que te pidan. Adem√°s de estar receptiva, debes saber cu√°ndo parar si tu pareja o tu cliente parecen estar sufriendo o inconscientes. Tu compa√Īero puede desear un leve dolor, pero en ning√ļn caso debes hacerle da√Īo de verdad.

Parte 3
Tener aspecto de dominatrix


Consigue el atuendo con el que te sientas m√°s segura de ti misma. El traje de gata de una sola pieza es el atuendo m√°s representativo de la cultura fetichista y el bondage. Aseg√ļrate de que tu traje est√© hecho de cuero o l√°tex. Si no te entusiasman este tipo de trajes, busca un vestido o un conjunto de lencer√≠a sexy de color negro. Tambi√©n es posible que tu pareja te pida que te vistas de una manera determinada.

El traje de cuero es más adecuado para su uso en el dormitorio (u otro espacio íntimo) que para el día a día.
Hay una diferencia entre el estilo de vida dominante y el fetichismo, pero el traje negro y ce√Īido de una sola pieza sigue siendo una prenda ic√≥nica en ambas corrientes.


Invierte en unos tacones altos. Las botas altas hasta el muslo con tacón de aguja son muy populares entre las dominatrices. Al igual que el traje de gata, estas botas representan la estética de las dominatrices en la cultura popular. También puedes usar botas con plataforma y tacones de aguja. Otra opción es llevar botas negras planas, en el caso de que no puedas usar tacones.


Ponte un cors√©. Un cors√© es una prenda de lencer√≠a (a menudo llevada como prenda exterior) que se ajusta a la cintura y ayuda a marcar y a moldear la figura. El cors√© de bondage se ha convertido en una prenda b√°sica dentro de la moda fetichista. Tambi√©n puedes usar un corpi√Īo como alternativa. Este tipo de prendas pueden combinarse con lencer√≠a o vestidos, pero no con trajes de gata.

4
Elige otros accesorios sexis. Las medias de rejilla y las ligas son accesorios básicos que puedes combinar con vestidos y otras prendas de lencería. También puedes ponerte mitones o guantes largos hasta el codo. Si ocultar parte de tu identidad te ayuda a sentirte más segura, ponte una máscara que tape la mitad de la cara.


Consejos

Los accesorios y los juguetes son una parte muy importante en el mundo de las dominatrices. Si no tienes claro lo que quieres comprar, acude a una sex shop cercana para buscar ideas.
Aseg√ļrate de limpiar bien todos los juguetes despu√©s de cada pr√°ctica.
Si utilizas prendas de látex, acuérdate también de comprar los productos necesarios para mantenerlas en buenas condiciones. Entre estos accesorios se incluyen los calzadores, el espray abrillantador, los productos desinfectantes y el aceite de silicona para limpiar las prendas después de cada uso.

Comentarios

Entradas m√°s populares de este blog

Fueron a pescar, se sacaron una foto y al verla se pusieron a llorar a los gritos: mira lo que encontraron..

Estas son las 10 P0s1c10n3s preferidas por las mujeres. La #4 las vuelve L0cas

El gobierno lanzó un beneficio similar al IFE de $18.000: quienes y cuando lo cobran